Sobre el blog

Propósito del blog

Circula por la red una enorme cantidad de información incompleta y muy poco fiable sobre mitos y leyendas que dificulta el estudio serio y científico de este tipo de literatura. En la inmensa mayoría de los casos, esta información está contaminada por las opiniones personales de aquellos que escriben sobre el tema, por un simple desconocimiento de los mitos y, sobre todo, por las distintas corrientes de ocultismo, ufología y otras pseudociencias que pretenden arrojar un confuso halo de misterio sobre la mitología. 

Los mitos, leyendas y cuentos narrados en este blog son resúmenes directos de las distintas obras de la Antigüedad y la Edad Media que voy estudiando y reuniendo en una pequeña biblioteca personal con la frecuencia que mi bolsillo me permite. Como filólogo y apasionado de la historia antigua y la mitología, mi propósito es ofrecer información fiable en la medida de lo posible sobre mitos y leyendas, limpia de especulaciones relacionadas con el mundo de lo esotérico o la influencia de otras religiones. La fiabilidad de mis resúmenes puede comprobarse fácilmente al compararlos con las fuentes originales que cito al final de cada entrada.


Diferencia entre el mito y la leyenda

Existe en teoría una distinción entre los mitos y las leyendas. La función de los mitos es, en pocas palabras, la de explicar el universo desde un punto de vista fantástico a través de las andanzas de dioses, héroes y monstruos, enmarcando estas historias en una época remota. Las leyendas, en cambio, son relatos sobre héroes en los que también aparecen los dioses y otros elementos sobrenaturales, pero que giran alrededor de los sucesos históricos que configuran la identidad y memoria cultural de un pueblo. Ésta es la concepción general sobre ambos términos. Sin embargo, desde mi punto de vista, se trata de una distinción demasiado forzada e inútil en muchos casos, ya que la mayoría de las leyendas de la Antigüedad contienen elementos que son en principio exclusivos de los mitos, y viceversa. 

En cualquier caso, exista en realidad una verdadera diferencia entre mitos y leyendas o no, dicha distinción es irrelevante para el propósito de este blog, en el que resumiré historias concernientes a dioses, monstruos, héroes y lugares legendarios sin necesidad de encasillarlas en un género específico.

1 comentario:

Sobre el blog

Propósito del blog

Circula por la red una enorme cantidad de información incompleta y muy poco fiable sobre mitos y leyendas que dificulta el estudio serio y científico de este tipo de literatura. En la inmensa mayoría de los casos, esta información está contaminada por las opiniones personales de aquellos que escriben sobre el tema, por un simple desconocimiento de los mitos y, sobre todo, por las distintas corrientes de ocultismo, ufología y otras pseudociencias que pretenden arrojar un confuso halo de misterio sobre la mitología. 

Los mitos, leyendas y cuentos narrados en este blog son resúmenes directos de las distintas obras de la Antigüedad y la Edad Media que voy estudiando y reuniendo en una pequeña biblioteca personal con la frecuencia que mi bolsillo me permite. Como filólogo y apasionado de la historia antigua y la mitología, mi propósito es ofrecer información fiable en la medida de lo posible sobre mitos y leyendas, limpia de especulaciones relacionadas con el mundo de lo esotérico o la influencia de otras religiones. La fiabilidad de mis resúmenes puede comprobarse fácilmente al compararlos con las fuentes originales que cito al final de cada entrada.


Diferencia entre el mito y la leyenda

Existe en teoría una distinción entre los mitos y las leyendas. La función de los mitos es, en pocas palabras, la de explicar el universo desde un punto de vista fantástico a través de las andanzas de dioses, héroes y monstruos, enmarcando estas historias en una época remota. Las leyendas, en cambio, son relatos sobre héroes en los que también aparecen los dioses y otros elementos sobrenaturales, pero que giran alrededor de los sucesos históricos que configuran la identidad y memoria cultural de un pueblo. Ésta es la concepción general sobre ambos términos. Sin embargo, desde mi punto de vista, se trata de una distinción demasiado forzada e inútil en muchos casos, ya que la mayoría de las leyendas de la Antigüedad contienen elementos que son en principio exclusivos de los mitos, y viceversa. 

En cualquier caso, exista en realidad una verdadera diferencia entre mitos y leyendas o no, dicha distinción es irrelevante para el propósito de este blog, en el que resumiré historias concernientes a dioses, monstruos, héroes y lugares legendarios sin necesidad de encasillarlas en un género específico.

1 comentario: